Justas y Torneos Medievales


'' y dio la señal a los heraldos para que procedieran a proclamar las reglas del torneo, que se pueden resumir asi:

Primero: Los cinco mantenedores se comprometían a luchar con quienesquiera que les desafiara.

Segundo: Cualquier caballero dispuesto a entrar en liza podía, si tal era su deseo, escoger contrincante sencillamente tocando con su lanza el escudo del mantenedor elegido. Si lo hacía con la parte inferior quedaba entendido que la confrontación se efectuaría con las llamadas armas de cortesía, es decir, con lanzas de punta roma a las cuales iba añadida una pieza de madera en su extremo superior, por lo que del encuentro no podía derivarse otro peligro que el del choque de caballos y jinetes. Pero si el escudo era golpeado con el rejón de la lanza, se entendía que el combate era a ultranza, o sea, que los caballeros se verían obligados a pelear con las armas dispuestas como si de una verdadera batalla se tratara.

Tercero: Cuando los caballeros hubieran cumplido su voto de quebrar cinco lanzas cada uno
de ellos, el príncipe debía nombrar al vencedor del primer día del torneo, el cual recibiría como premio un caballo de batalla de exquisita estampa y extremadamente vigoroso y, por añadidura, y en recompensa a su valor, sería merecedor del privilegio de nombrar a la reina del amor y la belleza, de manos de la cual recibiría el premio al dia siguiente.

Cuarto: El segundo día tendría lugar un torneo general al que podían acudir todos los
caballeros presentes deseosos de ganar fama y honra. Serían divididos en dos bandos, formados por el mismo número de combatientes, y se enfrentarían varonilmente hasta que el príncipe Juan juzgara oportuno señalar el fin de la pelea. Entonces, la que ostentara el título de reina del amor y la belleza, coronaría al caballero designado como vencedor con una corona de láminas de oro en forma de hojas de laurel.

Al día siguiente tendrían lugar las pruebas de arco. Se alancearían toros y se llevarían a cabo otros juegos populares para regocijo del pueblo."


<WALTER SCOTT-IVANHOE>

3 comentarios:

PAULINA PASOS PEREZ PUEBLA dijo...

PAULINA PASOS PEREZ PUEBLA dijo:


y está esperando su principe azul que la llevara al altar y le quitara su virginidad, puros cuentos de hadas que ya no existen. jajajajajajajajajajaja

http://paulinapasos.blogspot.com

Alassie dijo...

?¿

Es un fragmento de un libro

Gracias igualmente por pasar

*AnGy* dijo...

Me encantaría hacerme pasar por caballero y concursar en todo...qué bruta soy,no?